Tres espacios lingüísticos

Publicado el 21 de junio de 2002

París. Después de largos años de seguir trayectorias separadas, este jueves cinco organismos internacionales anunciaron su decisión para emprender proyectos conjuntos que les permitan articular y promover el uso de las lenguas francesa, española y portuguesa.

   En un encuentro presidido por el respetado Boutros Boutros Gahli que encabeza la Organización Internacional de la Francofonía, esa y otras cuatro agrupaciones dieron a conocer los avances de dos grupos de investigación y prospectiva que buscan “preservar la diversidad lingüística y cultural, contribuir a una mayor democratización de las relaciones internacionales y a la promoción de una cultura de la paz”.

   El ex secretario general de la ONU estuvo acompañado por los secretarios generales de la Organización de Estados Iberoamericanos, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, la Unión Latina y un representante de la Secretaría de Cooperación Iberoamericana.

   El proyecto “Tres espacios lingüísticos” es desarrollado por dos grupos de investigadores y expertos. Uno, ha trabajado acerca de las políticas de promoción y enseñanza de las lenguas. El otro se ocupa del empleo de las nuevas tecnologías de la información para la promoción de los tres mencionados idiomas.

   No es frecuente que varios organismos internacionales, habitualmente muy celosos de su singularidad y de sus propios proyectos, coincidan para impulsar propuestas que no han sido diseñadas por ellos mismos sino, como en este caso, por grupos convocados para tal efecto. Allí puede verse, frente a tantos efectos cuestionables, una de las consecuencias virtuosas de la globalización.

   También se puede advertir una reacción en parte de autodefensa, pero especialmente de espíritu propositivo, ante la hegemonía idiomática ­–y de esa manera cultural, por lo menos en varios sentidos—  que ha alcanzado el idioma inglés.

   La promoción del español, el portugués y el francés –lenguas que se hablan en los países representados en esos organismos— no es entendida como reivindicación regionalista ni nostálgica sino como una necesidad cultural y estratégica en el reordenamiento del mundo que vivimos ahora. Por eso además del estudio a cargo de filólogos y lingüistas para identificar convergencias que permitan difundir y enseñar mejor esas lenguas, se busca mejorar el aprovechamiento de la Internet para propagarlas.

   El anuncio que se hizo en la sede de la Francofonía, a poca distancia de la Torre Eiffel, convocó a periodistas franceses y corresponsales destacados en esta capital. No es una noticia estruendosa y quizá por ello alcance menos difusión de la que ameritaría. Pero el solo intento de agrupaciones distintas para cohesionar esfuerzos en torno a metas culturales tendría que ser una de las pocas buenas noticias que se conocen en el panorama internacional de nuestros días.

   Los secretarios generales de las cinco agrupaciones coincidieron en marzo del año pasado en la necesidad de articular acciones de ese tipo. El procedimiento para ir de las intenciones a las proposiciones fue peculiar. En vez de enfrascarse en la deliberación de los temas que podían interesar más a cada una de ellas, las organizaciones reunieron dos grupos interesados en tales temas y los pusieron a discutir y sugerir.

   Un primer encuentro de esos dos grupos en marzo pasado en Madrid, estableció las líneas maestras del trabajo que luego mantendrían en línea, en listas de correo electrónico. Ahora se reunieron en París para afinar las sugerencias que más tarde las organizaciones asumieron como proyectos a desarrollar en el futuro cercano.

   El grupo de política y planificación lingüísticas, integrado por ocho expertos, propuso trabajar sobre el estatuto internacional de las tres lenguas, la gestión de otras lenguas que coinciden en los países en donde se habla español, francés o portugués, el desarrollo de la oferta en materia de lenguas y la homogeneización de los sistemas de acreditación de competencias lingüísticas. En ese grupo participan profesores de las universidad de Provence, la Sorbona, Federal de Santa Catarina en Brasil, Autónoma Metropolitana de México y la consejería de Educación de Madrid, entre otros.

   El grupo sobre tecnologías de la información lo integran nueve investigadores de instituciones como la Universidad de París en Orsay, el Consejo Superior de Investigación Científica de España, el Instituto Nacional de Investigación de Portugal, el Observatorio de Sistemas de Información de Senegal y la UNAM. Entre sus propuestas se encuentra la realización de un encuentro para evaluar el uso de la Internet en la enseñanza y la creación de un observatorio de las nuevas tecnologías de la información que contará con una página en la red de redes.

Un comentario en “Tres espacios lingüísticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s