Seudociencias en la Red

Sr. Raúl Trejo Delarbre:

Soy María Fernanda Arrigazzi, estudio Comunicación Social en la Universidad de la Matanza y lo consulto porque sería de mucha ayuda si usted me brindara información sobre la falta de regulación de las páginas web. El motivo de este pedido, es que estoy realizando una investigación en la universidad sobre la cantidad de páginas web que hay sobre tarotistas, videntes y demás actividades similares, y la falta de control que hay sobre estas, en cuanto a lo que recaudan y a lo que ofrecen. Convirtiéndose en un negocio redondo y fácil de realizar debido por un lado: al bajo costo de inversión para la instalación y mantenimiento de una página. Y por el otro: mediante estos sitios, publicitan su servicio, lo brindan, y cobran el dinero estipulado por el mismo.

Mis dudas principales serían: ¿Hay alguien que controle las páginas que se instalan en internet? ¿Uno puede vender u ofrecer servicios sin el control de nadie? ¿Hay paginas legales e ilegales?

Su aporte sería muy importante para mi trabajo, por lo cual le agradecería si me pudiera brindar información para el mismo.

María Fernanda Arrigazzi

María Fernanda:

No hay, no puede haber y desde mi punto de vista no debería haber regulación como la que usted menciona para Internet. No la hay, porque la Red desde sus inicios ha sido un espacio abierto a todas las posiciones, todos los enfoques, todos los contenidos. De la misma manera que hay sitios con información valiosa y útil, o con posiciones y prácticas honestas, también hay sitios en donde se hace apología del delito y a veces se le practica; hay pornografía y abusos, también hay engaños como los que a usted, con razón, le preocupan en los sitios de prácticas ocultistas. Esa es la virtud y el riesgo de Internet. En algún sitio hace tiempo dije que la Red es una suerte de colección de espejos de la humanidad: igual que en la vida fuera de línea hay ciencia, virtud, solidaridad, conocimiento, de eso hay también en Internet. Y de la misma manera que hay delitos, intolerancia y engaños, también de eso hay en la Red.

Por ello, lo que hace falta no son regulaciones sino aprendizaje para saber discriminar el conocimiento auténtico de los engaños.  Y desde luego, cuando se cometen delitos a través de un sitio web o por correo electrónico, las leyes que persiguen esas faltas en el mundo fuera de línea tienen que ser aplicables para perseguirlos también contra quienes los cometen en Internet.

La Red no puede ser regulada no solo porque sería atentatorio contra esa libertad sino, además, porque sería técnicamente imposible, o casi. Uno de sus rasgos es la descentralización y gracias a ella los contenidos que son censurados en un sitio (por ejemplo en China, o Cuba) pueden ser colocados en otro distinto.

Entiendo sus preocupaciones. Personalmente, me parece que las modas ocultistas, el new age y otras colecciones de supercherías que se han extendido ante la complaciente ingenuidad de muchos, no sólo conllevan riesgos de abusos sino que constituyen una de las más patéticas formas de irracionalidad contemporánea. Pero, por cierto, también la Red puede servir para construir contrapesos ante esas engañifas. Asómese, por ejemplo, a este sitio: http://www.escepticospr.com/seudo_ciencias.htm

Gracias por interesarse en mis puntos de vista. Le envío un saludo cordial.

2 comentarios en “Seudociencias en la Red

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s