Carísima Internet

Si usted viviera en Canadá y quisiera contratar una conexión a Internet, tendría que pagar 57 dólares estadounidenses al mes por un servicio con velocidad de 10 mil kilobites por segundo. Mientras más veloz es la conexión, más rápido podemos descargar información hasta nuestra computadora.

Pero si usted viviera en Francia, una conexión casi tres veces más rápida, de 28 mil kbps, le costaría 43 dólares. En Italia, hay que pagar algo menos de 36 dólares por 20 mil kbps de conexión fija. En España, casi 50 dólares por la misma velocidad. En Estados Unidos la conexión de 20 mil kbps llega a costar 110 dólares pero hay opciones más rápidas y baratas.

En países con menor desarrollo las conexiones son menos rápidas pero los precios igual de altos. En Grecia, 4096 kbps cuestan 38.4 dólares. En Polonia, por 2048 kbps se deben pagar 37.9 dólares.

En México la mayor parte de las conexiones, conducidas por la línea telefónica como parte del servicio que ofrece Telmex, son de apenas 2048 kbps. La renta mensual es de casi 94 dólares.

Otros servicios de conexión a Internet en nuestro país son menos caros pero más lentos. Cablevisión cobra 42.4 dólares por una línea de 1500 kbps. Megacable, ofrece 4000 kbps a 54 dólares mensuales.

Esos son los precios de Internet de banda ancha que registra Communications Outlook 2009, el informe de la OCDE que fue publicado la semana pasada en París. Seguramente algunos precios han variado al día de hoy, porque el de las telecomunicaciones es un mercado muy cambiante. Pero en términos generales, allí se documenta el creciente rezago informático que padece México.

Mientras en casi todo el mundo las velocidades de conexión aumentan en ocasiones de manera geométrica y los precios son proporcionalmente más bajos, en nuestro país la velocidad de Internet se ha quedado estancada, las conexiones más rápidas resultan considerablemente más costosas y la mayor parte de los mexicanos tiene que conformarse con enlaces deficientes.

En cada uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos hay diversas tarifas y planes de conexión. El informe de la OCDE calcula el promedio del precio de distintas opciones para enlazarse a Internet medido en la cantidad de dólares que cuesta un megabyte (Mb).

Al momento en que la OCDE recogió su información para ese estudio, los canadienses, tenían que pagar un promedio de 30 dólares por Mb de conexión mensual. Los franceses, 4.22 dólares. Los griegos, 14.47. Los polacos, 29 dólares por megabyte de conexión. Los españoles, 16.32 por el mismo servicio. En Estados Unidos se pagaba un promedio de 10.02 dólares por Mb de conexión.

Por esa velocidad que en los mencionados países cuesta entre 4 y 30 dólares, en México hemos tenido que pagar un promedio de 47.38 dólares.

Habrá quienes consideren abusiva la comparación anterior, porque se trata de naciones de condiciones económicas diferentes. Pero incluso en algunos de los países menos desarrollados de la OCDE, Internet cuesta menos que en México. Ya mencionamos los precios en Grecia y Polonia. En Hungría, el Mb costó 10.63 dólares al mes. En Turquía, que en otros indicadores suele quedar atrás de México, ese servicio costaba un promedio de 19.87 dólares. Los mexicanos hemos pagado 2.4 veces más que los turcos y casi cinco veces más que los estadounidenses por conectarnos a Internet.

Alevosos, seríamos si comparásemos la situación mexicana con algunos de los países asiáticos que forman parte de la OCDE. En Japón una conexión de 8 mil kbps (dos veces más veloz que las conexiones más rápidas que se ofrecen a los consumidores domésticos de ese servicio en México) cuesta 49 dólares. Pero, en un paquete distinto y con otra empresa, una conexión de cien mil kbps, cuesta 31.4 dólares. Se trata de una conexión casi 50 veces más rápida que los 2048 kbps por los que Telmex cobraba en México casi 94 dólares.

En estos días está por abrirse la licitación para que alguna o varias empresas de telecomunicaciones ocupen algunos de los conductos de fibra óptica que forman parte del cableado que la Comisión Federal de Electricidad tiene instalado en todo el país. El gobierno federal, hasta ahora, considera que esos pares de fibra óptica deben servir para fortalecer a una o varias empresas frente a la capacidad instalada que tiene Telmex. Pero lo más importante sería que con esas nuevas troncales de telecomunicaciones nacionales la velocidad, la calidad y sobre todo el precio de las conexiones fueran definidas en beneficio de los usuarios y no de uno o dos consorcios.

Publicado en emeequis

3 comentarios en “Carísima Internet

  1. Sr Raúl Trejo lo leo este domingo con gusto, gracias por su texto, siempre claro, acertado. Pues los servicios en México en general creo son muy caros respecto a otros países de primer mundo, no entiendo bien a bien porqué ocurre esta situación, pero en en el caso de internet crece la diferencia entre quienes pueden tenerlo y usarlo de manera útil y quienes no tienen acceso, falta mucho por hacer con esta nueva tecnología. Buen domingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s