Venganza o auto sacrificio en línea

Comentario en “Hoy por hoy” con Salvador Camarena, en W Radio.

Dicen que la venganza es un plato que se come frío. Pero Hillary Adams, la joven a la que varios millones de personas han visto cuando era golpeada por su padre, no parece estar muy complacida con la revancha, sin duda pacientemente rumiada, que postergó durante siete años. La semana pasada esa joven puso en línea el video en donde se ve la golpiza que le propinó su padre hace siete años, cuando ella tenía 16, para castigarla por haber descargado música y juegos piratas de Internet.

Imágenes violentas en el video que alcanzó inmediata popularidad

El video ha sido contemplado en YouTube por casi 3 millones de personas pero además se puede descargar de muchos otros sitios. Se trata de una historia especialmente dramática porque el padre maltratador es juez en el condado de Aransas, en Texas, y estaba compitiendo por su reelección. La joven Hillary Adams, que ahora tiene 23 años, padece de nacimiento una lesión cerebral que le afecta el tono muscular. 

Ella dice que lo único que ha querido es que su padre se arrepienta. Pero al poner en línea el perturbador video bajo el título  “golpeada por usar Internet”, mostró a su progenitor como un bárbaro de comportamiento inexcusable. Tales escenas movilizaron a dos amplios segmentos de internautas. Por un lado, quienes se oponen al maltrato contra los niños y adolescentes encuentran en Hillary Adams un caso emblemático. Al mismo tiempo, los defensores de las libertades en Internet se solidarizan con la muchacha que recibió azotes por usar la Red de redes.

El asunto se desbordó al transitar de la Red a la televisión y de allí, de regreso, a los blogs de chismes. “Por favor no amenacen a mi padre” decía esa joven ayer en su cuenta en Twitter. Hoy por la tarde difundió por esa vía los reproches que su padre le acababa de enviar a su madre en un mensaje de texto.

El video suscitó pertinentes condenas al maltrato contra los menores. Además, ha subrayado la fragilidad de la privacía en esta sociedad colmada de cámaras digitales.

Siete años después: Hillary Adams (a la derecha) con su madre, en la televisión estadounidense

No es del todo claro si Hillary Adams buscó revancha años después de ser maltratada o si únicamente quería desahogar la congoja que sobrellevó tanto tiempo. Tengo la impresión de que no imaginaba que las escenas que debe haber mirado en privado durante siete largos años alcanzarían una propagación tan intensa. Y mucho menos esperaba que, como advertían los clásicos, la tragedia deviniera con tanta naturalidad en comedia.

3 comentarios en “Venganza o auto sacrificio en línea

  1. Don Raúl .Este es un ejemplo vivo de la violencia familiar en que vive la humanidad entera,no es un caso del tercer mundo.Es nada menos que en el país valuárte del capitalismo,y se supone “impera la ley”..y donde los “derechos de los niños es tan cuidado”..El colmo es quien lo hace y como lo hace y con quién lo hace..lo que no solo merece la reprobación total sino debería recibir un castigo ejemplar.

    Casos como este se presentan frecuentemente en muchos hogares en México..derivado del cúmulo de problemas que se acumulan en el seno familiar..La cultura y doble moral en que vivimos y a tantas carencias resultado de la pobreza ,la incultura o la falta de educación..La falta de valores que existen y que se fomentan por los diferentes medios directos e indirectos de comunicación o de diversión y a la basura representativa de nuestras autoridades e instituciones o máximas autoridades ,quienes distan mucho de ser probos y éticos.El fomento del vicio como nicho económico y por la corrupción imperante en nuestra legislación y de quienes imparten las leyes y quienes juran vigilar su cumplimiento.
    El ejemplo actual de los lideres políticos ,la vida de nuestras celebridades y los falsos ídolos mediáticos y de entretenimiento.La distorsión y falsos modelos de comportamientos y liderazgos y el premio a la incapacidad y a la falta de preparación..al fomento del menosprecio del ser humano ,su uso material o comercio del cuerpo y la desvalorización del ser humano.
    La pérdida de la indignación el menosprecio de los malos funcionarios y la corrupción de las leyes y de quienes la generan y la aplican o de la sociedad que la compra.
    la sociedad en las actuales condiciones representa un caldo de cultivo para que estas practicas se multipliquen y la falta de moral de las iglesias y de los medios que lo fomentan.Es necesario que las conciencias se revelen a seguir con estas practicas y que nuestra desaprobación no solo quede en gritos o manifestaciones inertes de enojo.
    Ya es tiempo de que se pase de la denuncia, a la acción y que se pare tales atrocidades y desatinos por el bien no solo del país, que no se lo podrán acabar nunca ,pero los ciudadanos que sí vivimos sus consecuencias no podemos permitir que esto continúe..Por su atención gracias..se que usted es de los pocos que luchan en contra de estos actos descritos y que no es de ahora sino de toda una vida por lo mismo soy un convencido de su valía…bagaar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s