Cultura, intercambio y pensamiento en la era de Facebook

   Este es un texto que ha permanecido inacabado durante varios años. Antes de que se haga más viejo es pertinente ponerlo a circular y no hay mejor ocasión que el décimo aniversario de Facebook. Las primeras páginas de este ensayo aparecieron en la revista Zócalo a fines de 2010.

  El ensayo completo, en PDF, se puede descargar aquí

  Estos son algunos temas que se desarrollan en el texto.

     * En Argentina y Colombia, más de 6 de cada 10 jóvenes tiene cuenta en FBFacebook. En Uruguay son 7 de cada 10. En Chile, casi todos los jóvenes están suscritos a ese servicio. En México, son 4 de cada 10. El auge de las que muchos han denominado redes sociales resulta evidente. Espacios como Facebook nos pueden merecer consideraciones enfáticamente críticas: la comunicación en esa red es parca e incluso precaria, la socialización que se ejerce allí resulta muy pobre en comparación con el intercambio fuera de línea, la exhibición de episodios y comportamientos que se suscita en tales espacios destaca por encima de contenidos de mayor densidad intelectual… pero digamos lo que digamos, es un hecho que cada vez más jóvenes se conectan a esa red en donde no solamente cultivan, improvisan o imaginan amistades, sino además intercambian experiencias de la más variada índole.

     * Uno de los varios mitos que es pertinente despejar para comprender esa circulación de experiencias es la suposición de que el uso de Internet resulta contrario a la socialización fuera de línea.

     * La disponibilidad de computadora y conexión en el hogar no es la única vía para que los jóvenes se enlacen a Internet. En toda América Latina, un número importante de jóvenes carece de esa infraestructura en el hogar y, entonces, debe acudir a cafés Internet o locutorios, en donde pagan por cada sesión de travesía por la Red.

     * Los usuarios de Facebook pueden exponer, escudriñar, compartir o desdeñar contenidos de los más diversos asuntos. Las posibilidades de contemplación e interacción que hay en Internet, se reproducen en Facebook aunque en ocasiones con acentos específicos. Podemos distinguir por lo menos 15 rasgos en los usos de Facebook.

     * En Facebook hay espacio para expresiones sociales y políticas que habitualmente tienen lugar, fundamentalmente, en calles y plazas. Encuentros cívicos, protestas, campañas por y en contra de las cuestiones más distintas, encuentran sitio y seguidores en Facebook. La facilidad con que cualquier usuario puede comprometerse con prácticamente cualquier causa, ha permitido una notoria expansión en la influencia que alcanzan las luchas sociales y ciudadanas. El reverso de la moneda se encuentra en la fragilidad que con frecuencia tienen esas adhesiones e incluso en su limitada eficacia.

     * El rostro, y en general la identidad que decidimos mostrar, es figura, oferta, confesión e incluso coartada públicas en Facebook. Si en este sitio somos responsables de nuestra apariencia, es porque tenemos la facultad de enmendarla a voluntad.

     * La posibilidad de exponer aspectos de su vida privada que posiblemente de otra manera no harían públicos, no implica que los jóvenes no cuiden, o no midan, las consecuencias y opciones de esa auto develación.

     * Acumular amigos se vuelve señal de prestigio, acaso a imitación de la vida fuera de línea pero con la ventaja de la instantaneidad con que se entablan las relaciones de amistad en ese sitio. Desde luego, muchos amigos no significan más acompañamiento ni mejores amistades –aunque también ese reconocimiento vale para las relaciones presenciales–. La intensidad de las relaciones amistosas y las gratificaciones personales que impliquen dependen de circunstancias muy variables. Resulta imposible generalizar: no todos quienes tienen amplias redes de amigos en Facebook mantienen relaciones estrechas o frecuentes con ellos, de la misma forma que no todos los que prefieren tener pequeños circuitos, por lo general de amigos con quienes tienen trato fuera de línea, se consideran más agraciados por esas relaciones.

     * Facebook se ha convertido en el sitio de encuentro e intercambio más frecuentado por los jóvenes de nuestros países. Las manifestaciones culturales que les interesan, o aquellas a las que pueden tener acceso, son mencionadas e incluso propaladas allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s